LADRIDOS

Resultado de imagen para pinturas de peste

Por: Azucena Robledo Lara

Padezco y vivo esta época tan ignorantemente bien informada,

tan veloz para emitir juicios y colocarnos un bozal.

Triste época; lenta en análisis y rápida para propagar la incertidumbre.

Hacinados, hemos coronado un miedo tan minúsculo,

que traspasa nuestros gimoteos en las noches sordas.

No quiero que partamos en silencio;

apaleados, con las patas tan rotas como el alma.

Ladremos hasta que el día muera,

ladremos con las entrañas, con la lengua,

con todo el cuerpo, pero ladremos.

Entonces seremos muchos los aullantes.

que detendrán a mordiscos los relojes de

la muerte.

No dejaremos a los que se rezaguen,

juntos, orinaremos las viejas efigies, tan podridas e  inamovibles,

hasta que se derrumben sobre las manos,

de los que nos dan de comer las sobras.

Cuando el polvo se aplaque le daremos la bienvenida a la mañana;

mostrando los colmillos, tumbados al sol;

rascándonos las pulgas

para que felices se propaguen,

hasta causarle un molesto sarpullido a esta época vacía.

Categorías LiteraturaEtiquetas , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close